Imagen de perfil

5 errores básicos de cocina que están arruinando tu pasta

Todos amamos la pasta. Pero te podrías sorprender si te decimos que, a pesar de que es algo que cocinas a diario, lo estás haciendo mal. Por eso, hoy te decimos los 5 errores más comunes que cometes cuando preparas pasta. ¡Para que nunca más te pase!

Cómo organizar tu nevera para que la comida dure más tiempo

1. No elegir la forma correcta

Corta, larga, tallarines, lacitos, etc, la pasta no tiene tantas formas solo por diversión. Hay un propósito para su forma. Piense en ellos en términos de categorías: tubos grandes (penne, rigatoni), pequeñas formas de cuchara-y / tubo -y (codos, conchas), espirales twirly (rotini, gemelli), filamentos más delgados (spaghetti, linguine) Fettuccine, pappardelle). Luego, si quieres sutituirla, trata de mantener las cosas en la misma familia.

2. Seguir ciegamente el tiempo en la caja

El tiempo de cocción que aparece en las instrucciones del empaque es una sugerencia, no una regla. Una gran cantidad de factores pueden afectar este tiempo de cocción: la retención de calor de su olla, con qué rapidez el agua vuelve a hervir después de meter la pasta, la fuerza de su quemador, etc.

Toma nota: Esta es la forma correcta de usar las servilletas

3. Cocción excesiva de la pasta al hornear

Si eres amante de la pasta gratinada, también es importante saber cuándo vas a sacarla del horno. Una pasta demasiado cocina o quemada es incomible. Es por eso que debes tomar en cuenta que, aún después de que apagas el horno, este sigue cocinando por espacio de al menos 10 minutos.

4. ¡No salar el agua suficiente para cocinar!

Esto es, sin duda, el error más grande que todas las personas cometes. La verdad es que tenemos miedo de echarle demasiada sal a la pasta por temor a que después sea incomible, pero difícilmente será así. La regla general debe ser una pequeña palma de sal por cada 500gr de pasta en una olla con 1 litro de agua o menos.
5. Desechar todo el agua de cocción

Admítelo. Todos tenemos la costumbre de colar y botar toda el agua de la cocción. ¡Porque no sabemos lo valiosa que es! La puedes utilizar para preparar salsas, como marinara o boloñesa, e incluso para las salsas más secas, con base de aceite. Solo necesitas agregar dos cucharadas de esta agua a cualquiera de estas preparaciones. El agua ayuda a aflojar la salsa para que pueda cubrir cada fideos, mientras que el almidón en el agua ayuda a aferrarse a la pasta mejor.

Gracias a la información de Country Living

Lo que nunca debes hacer cuando fríes un filete de pollo

 

No hay comentarios, sé el primero en opinar.

Deja un comentario

Iniciar sesión

Registrar

Crear una cuenta